Aprite le porte a Cristo

De la Enciclopedia Cecilia

Saltar a: navegación, buscar
Musical note mini.png    Datos de la canción
Título: Aprite le porte a Cristo
Autor(es): Marco Frisina
Derechos de Autor: Librería Editrice Vaticana
Contribuciones: -
Año de publicación: 2011
Licencia: -

Aprite le porte a Cristo (en español, Abrid las puertas a Cristo) fue el himno oficial durante la beatificación de Juan Pablo II. Tambien se le conoce como "Himno de la Beatificación" o como "Himno del Beato Juan Pablo II".

El himno fue compuesto por el músico y sacerdote romano Marco Frisina y se cantó por primera vez durante la ceremonia de beatificación de Juan Pablo II el 1 de mayo de 2011 en la Plaza de San Pedro del Vaticano. La letra está basada en las frases famosas del beato: Abrid las puertas a Cristo, no tengáis miedo, abrid de par en par vuestro corazón al amor de Dios.

Contenido

Lírica

Sonido-icon.png    Aprite le porte a Cristo
<mp3>http://www.enciclopediacecilia.org/grabaciones/Inno_Aprite_le_porte_a_Cristo.mp3</mp3>
karol-wojtyla.org

Original en italiano

Aprite le porte a Cristo!
Non abbiate paura:
spalancate il vostro cuore
all’Amore di Dio.

Testimone di speranza
per chi attende la salvezza,
pellegrino per amore
sulle strade del mondo.

Vero padre per i giovani
che inviasti per il mondo,
sentinelle del mattino,
segno vivo di speranza.

Testimone della fede
che annunciasti con la vita,
saldo e forte nella prova
confermasti i tuoi fratelli.

Insegnasti ad ogni uomo
la bellezza della vita
indicando la famiglia
come segno dell'amore.

Portatore della pace
ed araldo di giustizia,
ti sei fatto tra le genti
nunzio di misericordia.

Nel dolore rivelasti
la potenza della Croce.
Guida sempre i tuoi fratelli
sulle strade dell'amore.

Nella Madre del Signore
ci indicasti una guida,
nella sua intercessione
la potenza della grazia.

Padre di misericordia,
Figlio nostro Redentore,
Santo Spirito d'Amore,
a te, Trinità, sia gloria. Amen.

En español
(Traducción por Zenit.org)

¡Abrid, las puertas a Cristo,
no tengáis miedo!
Abrid de par en par
Vuestro corazón a Dios.

Testigo de esperanza
para quien espera la salvación,
peregrino por amor
en los caminos del mundo.

Verdadero padre para los jóvenes
a quienes envista al mundo,
centinelas de la mañana,
signo vivo de esperanza.

Testigo de la fe
que anunciaste con la vida,
firme y fuerte en la prueba
confirmaste a tus hermanos.

Enseñaste a cada hombre
la belleza de la vida
indicando a la familia
como signo del amor.

Portador de la paz
y heraldo de justicia,
te hiciste entre las gentes
nuncio de misericordia.

El el dolor revelaste
el poder de la Cruz.
Guía siempre a tus hermanos
en el camino del amor.

En la Madre del Señor
nos indicaste una guía,
en su intercesión
el poder de la gracia.

Padre de misericordia,
Hijo nuestro Redentor,
Santo Espíritu de Amor,
a ti, Trinidad, la gloria. Amén.

Recursos

Música escrita

Acordes

Formatos

Referencias

Herramientas personales