Canto gregoriano

De la Enciclopedia Cecilia

Saltar a: navegación, buscar
Grupo de canto gregoriano

El canto gregoriano es una forma de cantar desarrollada dentro de la Iglesia Católica. Su nombre se debe a San Gregorio Magno.

Las características de esta forma de canto son:

  1. Es Monódico.(Se ejecuta a una sóla voz)
  2. De ritmo libre.
  3. Está elaborado con los Modos o escalas eclesiásticas tomados de la Teoría Musical Griega.
  4. Íntimamente unido con el texto latino.


Contenido

Historia

El actual canto gregoriano es producto de un proceso casi tan antiguo como la misma Iglesia. Es desde hace por lo menos 14 siglos el canto oficial de la Iglesia Católica y es herencia de los himnos y cantos entonados durante los primeros siglos de nuestra era. Tales cantos a partir del siglo IV sufrieron un proceso de asimilación a la liturgia romana, cuando se comenzaron a cantar en lengua latina, y no en su original. Maestros anónimos reelaboraron las melodías en Roma cuyo resultado fue unas piezas musicales más refinadas, sobrias, construidas sobre los textos de la traducción latina de la Biblia y logrando con ello la síntesis de los cantos de los ritos judíos, griegos y bizantinos.

San Gregorio Magno por Goya (1796 - 1799)

En un primer momento se le llamó Canto Romano. Fue a fines del siglo VIII que por devoción a San Gregorio se le empezó a llamar Canto Gregoriano. Un poco mas adelante en el siglo IX se le conoció como Cantus Planus en oposición a la naciente técnica polifónica (a varias voces).

La verdadera labor de Gregorio consistió en codificar, fijar textos y melodías y ordenarlas en el calendario litúrgico para la Iglesia de Roma; es decir, nunca pretendió establecer una reforma universal. El primer producto de este gran trabajo fue el "Antiphonarium cento", primera gran recopilación que sirvió de modelo para los sucesivos libros litúrgicos. La difusión del Canto Gregoriano en todo el mundo cristiano se debió en gran parte a las estrategias de unificación de Carlomagno, "en detrimento de las otras liturgias existentes". La intención del Papa al aprobar esto fue la unificación ritual y la depuración de la liturgia celebrada en lengua vernácula.

El Canto Gregoriano fue un elemento indispensable en todas las ceremonias eclesiásticas practicado por los oficiantes y los creyentes reunidos en el templo". Esto cambiaría al hacerse cada vez más compleja su práctica, por lo que el papel del primicerius o maestro cantor y del coro fue cada vez mas importante llegando a poseer un casi monopolio en la practica del canto litúrgico.

La época de mayor brillantez o de esplendor del Canto Gregoriano ocurrió hacia el siglo IX cuando se estableció la división de los cantos de la Misa en Cantos del Ordinario (Kyrie, Gloria, Credo Sanctus, Benedictus y Agnus Dei) y Cantos del Propio (Introito, Graduale, Tractus, Alleluya, Ofertorio, Communio) que servirán como esquema aún en nuestros días para los compositores que abordan la forma Misa, tan importante en la Música Sacra. La contribución mayor la hicieron las grandes Abadías Europeas (Toledo, León, Ripio y Gerona). Este progreso hacia la forma mas definida y elaborada, y el estilo mas puro y dependiendo absolutamente de la exaltación del texto, hacen que la época Carolingia sea al mismo tiempo la del esplendor del Canto Gregoriano.

Notación gregoriana

Habría que añadir una palabra sobre la notación musical, que al menos en Occidente tiene en la NOTACION PNEUMATICA uno de los sistemas que rindieron fruto que surgió hacia el siglo VIII y que tuvo con Guido D'Arezzo su estructura definitiva. Consistía en la relación de los neumas que se utilizarían, sin referencias melódicas, atendiendo más a la expresividad del canto que a su exactitud melódica, la cual estaba confiada a la memoria del maestro de la abadía y a sus discípulos. Es asombroso que casi no se presenten variaciones estando de por medio el recurso de la memoria humana únicamente. Así, los manuscritos revelan la laboriosidad del trabajo monacal de notación, que desembocaría posteriormente en la NOTACION CUADRATICA ascendiente directo de la que utilizamos actualmente para la lectura gregoriana, y que se ocupa casi al 100% de la exactitud de la melodía.

Organización del repertorio

En cuanto al repertorio del Canto gregoriano lo podemos agrupar en dos grandes apartados:

  • Repertorio del Oficio
  • Repertorio de la Misa

En cuanto al Oficio, llamado también Liturgia de la horas se refiere a la oración que se hace en momentos determinados del día que incluyen la ejecución de Himnos, Cánticos y Versos Aleluyáticos.

En cuanto a la Misa, los libros principales que contienen el repertorio son: Kyrial, Antifonario, Graduale simples y liber cantualis.

Estilos

Los estilos manejados en el gregoriano, que como sabemos son los mismos de los otros estilos de canto llano son:

  • Silábico: en los que a cada sílaba del texto les corresponde una nota.
  • Neumático: en los que hay sílabas a las que le corresponden un grupo organizado de notas llamado Neuma.
  • Melismático: caracterizados porque a determinadas sílabas se les asigna un número importante de neumas siendo este el estilo más complicado y el último en aparecer en la historia del Canto Gregoriano.

Decadencia del canto gregoriano

Las nuevas sonoridades de la incipiente Polifonía así como el aparente agotamiento del uso de las escalas modales comenzaron a filtrarse en un repertorio tan cuidado y sólido como el del Canto Gregoriano, lo cual culminó hacia los siglos XIV y XV con su decadencia, que se dio en 2 sentidos: rítmico y melódico.

En el caso de la primera se dio ante la pujante influencia de la nueva métrica de la Polifonía la cual se opuso al tradicional ritmo libre Gregoriano. Las melodías comenzaron a ejecutarse como si estuvieran sujetas al ritmo fijo de los compases, mas emparentado con nuestra actual música.

La decadencia melódica buscó incluir los nuevos conceptos del cromatismo y del uso de las escalas antecedentes directos de los actuales Modos Mayores y menores. Así por ejemplo se disolvió el sabor propio de la modalidad griega, a favor de la simplificación de los modos y de la altura tonal.

El canto gregoriano y la polifonía

Es a partir de estas influencias que la nueva técnica Polifónica como veremos más detalladamente demolió el canto Gregoriano y con ese material construyo sus propios edificios sonoros. La autoridad eclesiástica sujeta a los devenires sociales y a la crisis moral de todos conocidas en este tiempo poco pudo o quiso hacer para evitar que su canto oficial fuese tratado de esa forma. Las grandes abadías se convirtieron en el refugio seguro para los manuscritos antiguos, pero también antiguos laboratorios donde los mismos monjes experimentaron libremente con las nuevas técnicas. Mas adelante volveremos a encontramos con el Canto Gregoriano y con una Iglesia verdaderamente preocupada por recuperar lo perdido y revalorar tan espléndido tesoro musical, no nada mas desde el aspecto cultural, sino y sobre todo por su insuperable valor espiritual y oracional.

Referencias

Recursos adicionales

Repertorio de Cantos Gregorianos con acompañamiento de órgano:

El Canto Gregoriano en el Monasterio Santo Domingo de Silos:

El Canto Gregoriano en el Monasterio de San Benito en Sao Paulo:

El Canto Gregoriano:

Canticum Novum:

El Canto Llano, Los Modos Gregorianos, Acompañamiento en órgano del canto Gregoriano, los Modos de Jazz:

Véase también

Enlaces externos

Herramientas personales