La esperanza de los inocentes

De la Enciclopedia Cecilia

Saltar a: navegación, buscar


Musical note mini.png    Datos de la canción
Título: La esperanza de los inocentes
Autor(es): Padre José Gregorio
Derechos de Autor: Padre José Gregorio
Contribuciones:
Año de publicación: 1997
Licencia:

La esperanza de los inocentes es un canto escrito por el Padre José Gregorio. Aparece en sus albumes Después de las nubes, el sol y Peregrino del amor.

Tal como afirma el Padre José Gregorio: "Esta canción nace de una experiencia con Jesús, crucificado en un grupo de niños de la Fundación INNOCENS, un hogar para la Vida, que padecen el llamado «mal de nuestro «siglo», el SIDA. Ante este mal, sólo queda una esperanza: la del Resucitado, la del «Ungido del espíritu Santo que pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos...» (Hechos 10,38) y que al entregar su vida por nosotros en la cruz, nos abrió el horizonte de la eterna bienaventuranza. Él, es la esperanza, de la que tenemos que dar razón, a cuantos se cruzan por nuestro camino (Cf. 1 Pe 3,15-16). La esperanza que tenemos que comunicar, cimentados en la fe y sobre todo en el amor, que constituyen propiamente el fundamento de nuestra vocación humana y cristiana y la razón misma de ser, de nuestra esperanza: «Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo.» (Mt 25,34). Que esta canción sea una oración que resuene en el corazón del señor, a favor de las víctimas inocentes de este mal, par5a que cuantos la escuchen puedan hacer efectiva su fe en el amor hecho servicio hacia ellos y hacia cuantos en nuestro mundo necesitan amor: claman el calor de un corazón, una sonrisa, una caricia, un abrazo, un beso y un «te quiero»... Amén"

La Fundación INNOCENS es una organización no gubernamental sin fines de lucro fundada por la Doctora Cecilia Bernardoni de Socorro, en Maracaibo en junio de 1994 para la lucha contra el SIDA. Su inicio, se le debe a un niño contagiado de VIH-SIDA, que fue rechazado por miembros del cuerpo médico de un hospital de la ciudad, creyendo que sin una adecuada protección ellos podrían ser contagiados. Inició con los programas de prevención de la infección en la comunidad y de atención integral del niño infectado con el VIH-SIDA, algunos de ellos provenientes de otros estados del occidente del país. En 1996 comenzó el programa de prevención de la transmisión vertical del VIH, con resultados altamente satisfactorios, logrando reducir el riesgo de infección por el VIH en el recién nacido de 30 % a menos del 1 %, cifras similares a las obtenidas en países desarrollados, ya que las estrategias de intervencion que se aplican son las mismas. De 104 niños nacidos bajo el protocolo de prevención aplicado en la fundación (PACTG 076), solo 1 niño ha nacido infectado. Como parte de este protocolo, el niño no puede recibir lactancia materna, por lo que debe ser alimentado con leche maternizada. En febrero de 2001 nace el programa de atención integral de la madre con la infección VIH-SIDA, programa mediante el cual se les proporciona a las madres los mismos beneficios de atención que reciben los niños. En la actualidad se desarrolla también el programa de tratamiento preventivo y gratuito para VIH y Hepatitis B del niño abusado sexualmente. La mayoría de las familias de los niños atendidos en Innocens provienen de familias de muy bajos recursos, por ello velamos para garantizarles una mejor calidad de vida, abocándonos a cubrir sus necesidades de salud, alimentación, educación, vivienda y vestido. La fundación aspira hacer realidad el Proyecto de la «Casa Hogar», que brinde albergue, educación, protección, atención integral y recreación a los niños infectados por el VIH, que además de la enfermedad, sufren la pobreza y la injusticia del rechazo social.

Contenido

Lírica

Logotipo Fundación Innocens

Ellos son un mundo de ternura
Ellos son una sonrisa, una ilusión
una llama que se enciende en la oscuridad
esperanza del mañana,
inocencia, felicidad:
pero cargan una cruz que no deben llevar
y ellos necesitan de tu amor,
ellos claman el calor de un corazón,
una sonrisa una caricia,
Un abrazo, un beso y un «te quiero».
Para ellos brilla sólo la esperanza
de aquel que con su sangre de la muerte nos libró,
del que resucitó.

Tras el sol del atardecer
una luz que no conocerá el ocaso brillará
y la vida plena se manifestará
y el clamor de su oración se escuchará
y el reino eterno de amor
el Padre les dará.

Sólo tienen la ilusión de una vida que fenece,
una mirada que el dolor ofuscará,
una sonrisa que es silencio,
de abandono, desprecio y soledad
Y ellos cargan una cruz que no deben llevar,
ellos necesitan de tu amor,
ellos claman el calor de un corazón,
una sonrisa una caricia,
Un abrazo, un beso y un «te quiero».
Para ellos brilla sólo la esperanza
de aquel que con su sangre de la muerte nos libró,
del que resucitó.

Tras el sol del atardecer
una luz que no conocerá el ocaso brillará
y la vida plena se manifestará
y el clamor de su oración se escuchará
y el reino eterno de amor
el Padre les dará.
les dará...

Recursos

Cantorales

Formatos

Referencias

Herramientas personales