La música en la celebración de sacramentos y ritos

De la Enciclopedia Cecilia

Saltar a: navegación, buscar

Los sacramentos son signos eficaces de la gracia, instituidos por Cristo y confiados a la Iglesia por los cuales nos es dispensada la vida divina. Los ritos visibles bajo los cuales los sacramentos son celebrados significan y realizan las gracias propias de cada sacramento. Dan fruto en quienes los reciben con las disposiciones requeridas.[1]

Contenido

Bautismo

El Bautismo es el sacramento por el que renacemos a la vida divina y somos hechos hijos de Dios. Todos nacemos destinados a una vida sobrenatural pero el pecado original, heredado de Adán, nos priva de esa vida. El bautismo borra el pecado original, nos da la fe y la vida divina, y nos hace hijos de Dios.

Confesión

El sacramento de la Penitencia, Reconciliación, o Confesión, es el sacramento instituido por Nuestro Señor Jesucristo para borrar los pecados cometidos después del Bautismo. Es, por consiguiente, el sacramento de nuestra curación espiritual, llamado también sacramento de la conversión, porque realiza sacramentalmente nuestro retorno a los brazos del Padre después de que nos hemos alejado con el pecado.

Comunión

Artículo principal: Comunión

La recepción de Jesucristo sacramentado bajo las especies de pan y vino en la sagrada Comunión significa y verifica el alimento espiritual del alma. Y así, en cuanto que en ella se da la gracia invisible bajo especies visibles, guarda razón de sacramento. Jesús al instituir la Eucaristía le confiere intrinsecamente el valor sacramental pues a través de ella Él nos transmite su gracia, su presencia viva. Por ello, la Eucaristía es el más importante de los sacramentos, de donde salen y hacia el que van todos los demás, centro de la vida litúrgica, expresión y alimento de la comunión cristiana.

Primera Comunión

Artículo principal: Primera Comunión

Confirmación

Artículo principal: Confirmación

El sacramento de la Confirmación perfecciona la gracia bautismal y nos da la fortaleza de Dios para ser firmes en la fe y en el amor a Dios y al prójimo. Nos da también audacia para cumplir el derecho y el deber, que tenemos por el bautismo, de ser apóstoles de Jesús, para difundir la fe y el Evangelio, personalmente o asociados, mediante la palabra y el buen ejemplo.

Orden Sacerdotal

El Orden Sacerdotal es un sacramento que, por la imposición de las manos del Obispo, y sus palabras, hace sacerdotes a los hombres bautizados, y les da poder para perdonar los pecados y convertir el pan y el vino en el Cuerpo y en la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

El sacramento del orden lo reciben aquellos que se sienten llamados por Dios a ser sacerdotes para dedicarse a la salvación eterna de sus hermanos los hombres. Esta ocupación es la más grande de la Tierra, pues los frutos de sus trabajos no acaban en este mundo, sino que son eternos.

Matrimonio

Artículo principal: Matrimonio

El Matrimonio es el sacramento que santifica la unión indisoluble entre un hombre y una mujer cristianos, y les concede la gracia para cumplir fielmente sus deberes de esposos y de padres.

Unción de enfermos

La Unción de enfermos confiere al cristiano una gracia especial para enfrentar las dificultades propias de una enfermedad grave o vejez. Lo escencial del sacramento consiste en ungir la frente y las manos del enfermo acompañada de una oración litúrgica realizada por el sacerdote o el obispos, únicos ministros que pueden administrar este sacramento.

Otros ritos

Réquiem o Misa de difuntos

Artículo principal: Réquiem

Esta misa es un ruego por las almas de los difuntos y tiene lugar justo antes del entierro o en las ceremonias de conmemoración o recuerdo.

Quinceañera

Quinceañera es una celebración tradicional y en acción de gracias a Dios por la ocasión del cumpleaños número quince de una joven. El rito enfatiza su paso de la niñez a ser adulto. La familia de la celebrante usualmente solicitan una Misa o una bendición en la Iglesia.

Véase también

Referencias

  1. Catesismo de la Iglesia Católica; num 1131
Herramientas personales