Más que un muchacho

De la Enciclopedia Cecilia

Saltar a: navegación, buscar


Musical note mini.png    Datos de la canción
Título: Más que un muchacho
Autor(es): Padre Ernesto Ruiz
Derechos de Autor: Padre Ernesto Ruiz
Contribuciones:
Año de publicación: 2004
Licencia:

Más que un muchacho es un canto escrito por el Padre Ernesto Ruiz en su época del seminario, en el año 1995. Es parte de su producción, Estar ante Ti, Señor publicada en el 2004. Cuenta que se encontraba en unos ejercicios espirituales en el desierto de Ensenada, Baja California, y fue ahí junto a una cruz en medio del desierto, en la completa soledad y en un ambiente de oración, cuando se hizo una pregunta: ¿por qué me llamas a mí a seguirte?, ¿acaso seré digno?, en esos momentos tomó la Biblia y leyó la siguiente cita:

Vino a mí la palabra de Dios, diciendo: 5 -Antes que yo te formase en el vientre de tu madre, te conocí; y antes que nacieras, te consagré y te di por profeta a las naciones. 6 Y yo dije: -¡Oh Señor! He aquí que no sé hablar, porque soy sólo un muchacho. 7 Pero Dios me dijo: -No digas: "Soy un muchacho"; porque a todos a quienes yo te envíe tú irás, y todo lo que te mande dirás. 8 No tengas temor de ellos, porque yo estaré contigo para librarte, dice Dios. 9 Entonces Dios extendió su mano y tocó mi boca. Y me dijo Dios: -He aquí, pongo mis palabras en tu boca. 10 Mira, en este día te he constituido sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y desmenuzar, para arruinar y destruir, para edificar y plantar. [1]

Después de leer esta cita y en un ambiente de oración, compuso este canto, que es un canto balada pop, 100% vocacional, donde el mensaje principal es el llamado que Cristo nos hace a seguirlo, dejando a un lado los temores, recordando que Cristo hablará por nosotros, lo más importante es la invitación que nos hace a arrojarnos a sus brazos, confiando en que Él es el que actúa, nosotros sólo somos su instrumento.

Contenido

Lírica

Dos troncos de madera, cruzados por la piel
de un hombre que por ti lo ha entregado todo,
¡es Jesús¡ Buen Pastor en tus caídas,
oblación entre tu vida y salvación.

Él se engendró en tu alma, se clavó más que en la cruz,
se consagró en tu corazón para decirte que te ama.
Es la luz, el camino y la vida, quien te pide:
!ven conmigo sígueme!.

¿Cómo podría hoy seguirte si un muchacho sólo soy?
no tengo más que ilusiones, que te puedo entregar.

¡No digas que eres sólo un muchacho!
Ya no temas a la vida,
que por ti Yo hablaré si me siguieras.
te envío, ser profeta es tu camino,'
ven, arrójate en mis brazos,
sólo grita de una vez: ¡te seguiré Jesús!.

Toma mi existencia, unge mi juventud,
que el Reino no puede esperar y yo he nacido para amar,
pues soy más, que todo lo que has creado,
tu discípulo andante en santidad.

Recursos

Formatos

Notas

  1. Jeremías 1, 4-10

Referencias

Herramientas personales