Mirad al Señor

De la Enciclopedia Cecilia

Saltar a: navegación, buscar


Musical note mini.png    Datos de la canción
Título: Mirad al Señor
Autor(es): Letra: Juan Pablo II - Música: Marcelo Cid
Derechos de Autor: Marcelo Cid
Contribuciones: Coros de Matías Gallegos y Gisela Melita
Año de publicación: 2010
Licencia:

Mirad al Señor es una composición del cantautor Marcelo Cid y forma parte de su primera producción discográfica con el mismo nombre: "Mirad al Señor". El texto es un extracto del discurso pronunciado por el Papa Juan Pablo II a los jóvenes chilenos en el Estadio Nacional, en su visita a Chile el 2 de abril de 1987[1].

¡Jóvenes chilenos: No tengáis miedo de mirarlo a El! Mirad al Señor: ¿Qué veis? ¿Es sólo un hombre sabio? ¡No! ¡Es más que eso! ¿Es un Profeta? ¡Sí! ¡Pero es más aún! ¿Es un reformador social? ¡Mucho más que un reformador, mucho más! Mirad al Señor con ojos atentos y descubriréis en El el rostro mismo de Dios. Jesús es la Palabra que Dios tenía que decir al mundo. Es Dios mismo que ha venido a compartir nuestra existencia de cada uno.

Al contacto de Jesús despunta la vida. Lejos de El sólo hay oscuridad y muerte. Vosotros tenéis sed de vida. ¡De vida eterna! ¡De vida eterna! Buscadla y halladla en quien no sólo da la vida, sino en quien es la Vida misma.
{{#if:Chile 1987|

—Chile 1987{{#if:Discurso del Santo Padre Juan Pablo II a los Jóvenes|, Discurso del Santo Padre Juan Pablo II a los Jóvenes}}

}}


Cuenta con la Licencia Eclesiástica (Imprimatur) de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción.

Contenido

Lírica

Movie icon.jpg    Mirad al Señor
{{#ev:youtube|7qTFZr1IyQ0|200}}

Levántate, estás llamado
a ser un buscador
un buscador apasionado,
apasionado por la verdad,
un cultivador incansable de la bondad,
un hombre o mujer con vocación de santidad.

Al contacto de Jesús despunta la vida,
lejos de Él sólo hay oscuridad y muerte.
Vosotros tenéis sed de vida.
¿De qué vida?
¡De Cristo, que es la vida misma!

No tengáis miedo de mirarlo a Él.
¡Mirad al Señor! ¿Qué veis?
¿Es sólo un hombre sabio? ¡No! ¿Es un profeta?
¿Es un reformador social? ¡Mucho más!
Mirad al Señor con ojos atentos
y descubriréis en Él
el rostro mismo de Dios.

Buscadlo a Él, miradlo sólo a Él,
vivid siempre en Él.
No temas las exigencias
del amor de Jesucristo.
El amor vence siempre, como Cristo venció.
Aunque parezca impotente,
Cristo también parecía impotente en la cruz.

Al contacto de Jesús despunta la vida,
lejos de Él sólo hay oscuridad y muerte.
Vosotros tenéis sed de vida.
¿De qué vida?
¡De Cristo, que es la vida misma!

No tengáis miedo de mirarlo a Él.
¡Mirad al Señor! ¿Qué veis?
¿Es sólo un hombre sabio? ¡No! ¿Es un profeta?
¿Es un reformador social? ¡Mucho más!
Mirad al Señor con ojos atentos
y descubriréis en Él
el rostro mismo de Dios.

¡Mirad al Señor! ¿Qué veis?
El rostro mismo de Dios.

Recursos

Cancioneros

Video

Referencias

Notas

  1. Discurso del Santo Padre Juan Pablo II a los Jóvenes - Estadio Nacional de Santiago de Chile, jueves 2 de abril de 1987; vatican.va

Véase también

Herramientas personales